La boda de Paloma y Jaime en Finca La Tayada

Paloma y Jaime se dieron el sí quiero en la iglesia de San Fermín de los Navarros; algo que me hace especial ilusión porque allí se casaron mis padres 🙂

Ella confió en el talento de la diseñadora Inés Martín Alcalde, que creó su vestido perfecto. Lo complementó con un tocado Puntulina, y zapatos Fígara. Su algo prestado fue el velo, el mismo con el que se casó su hermana. En cuanto a su estilismo, confió en Mercedes Couceiro para su maquillaje y por supuesto en la gran “trenzadora” Marieta Hairstyle. Su ramo de flores, fue un regalo de una amiga, y lo firmaba Bimflowers. 

Inés Martín Alcalde fue también la autora de los looks de la madre y la hermana de la novia. Por otro lado, los pequeños que la acompañaban, llevaban trajes de Marta Ussía. En cuanto a Jaime, lució un chaqué de Camille de Le Mans. Además, él y sus testigos lucieron gemelos con forma de león, por el nombre de la pandilla masculina.

Tras la ceremonia religiosa, novios e invitados se dirigieron a la Finca La Tayada. El seating plan se basó en Comillas, el pueblo de Cantabria donde la pareja siempre ha veraneado. Allí, los invitados recibieron minicactus decorados por la propia novia con tela de saco y etiquetas con el sello de la boda. Los invitados también disfrutaron del photocall Photobooth Madrid y de una mesa de dulces, puesta en marcha por la misma finca.

En cuanto a la música, la pareja contó con Dándote Ritmo. Paloma y Jaime decidieron hacer su gran entrada en el salón con la canción de I bet my life de Imagine Dragons. Tras la comida, el padrino y el padre del novio dedicaron emotivos discursos a todos los invitados. A continuación, llegó el momento de la entrega de ramos y otros regalos; al son de Castle on the Hill de Ed Sheeran la pareja entregó dos ramos y tres cuadros con muñecos de playmobil a los parejas casaderas. Antes del baile, los novios pudieron disfrutar de un vídeo recopilatorio de sus vidas, obra de sus familiares. El baile se inicio con el clásico vals del Danubio Azul entre novia y padrino, seguido de la canción Loco de Enrique Iglesias, ya bailada por los recién casados.  Todo el reportaje fotográfico y de vídeo fue obra de Ochoveinticuatro.

 

     

         

 

 

0 comentarios

Escribe un comentario