La pedida de mano de Andrea

Andrea, wedding planner de Fit for weddings, tenía que casarse el pasado 30 de mayo 2020. Como a muchas de vosotras, le fue imposible celebrar su gran día como tenía pensado en un primer momento. Pero  decidió adaptarse a la situación y celebrar una íntima «fiesta del amor» como pedida de mano. 

«Esta situación me han regalado un tiempo que antes no tenía. Y esto me ha servido para reflexionar y valorar lo afortunados que somos todos los que tenemos salud, porque desgraciadamente son muchas las personas que están atravesando un momento difícil  y de verdad que lo siento muchísimo de corazón. Y solo puedo dar gracias porque los nuestros están todos bien. Así que al dedicarnos ese tiempo que antes no teníamos pensamos… Y ¿por qué no organizar una pedida que para nosotros sea especial?»

Para esa noche, Andrea lució este vestido de Zara tan ideal con zapatos Bimani. Del estilismo se encargó Alex Sorolla, tanto maquillaje como peluquería. 

Lucía de De Pluma y Letras les hizo esta preciosa invitación que entregaron a padres, abuelos y hermanos, los únicos asistentes a la celebración. Para la mesa, alquilaron mobiliario y menaje de La Guinda de tu fiesta y El taller de Clo puso el toque floral con un increíble centro de mesa. Ellos también se encargaron del ramo que lució Andrea. 

Antes de la cena, la pareja quiso celebrar una misa en una pequeña capilla para recibir una bendición antes de contraer matrimonio. Todo el reportaje fotográfico corrió a cargo de Marcos Amuedo. 

De la cena se encargó el catering La Pelejaneta: como entrantes ensalada de perdiz escabechada, tartar de salmón con aguacate y sepia con alcachofa y como plato principal paletilla de cordero al horno y para finalizar, de postre una tarta de chocolate. Todo un banquete digno de la ocasión. 

«Sin duda fue una noche en la que se respiraba un ambiente mágico, veía a nuestras abuelas charlando y las notaba felices, nuestros padres que siempre quieren lo mejor para nosotros emocionados también de vernos a nosotros felices y mi hermano, que es un amor y no puedo quererlo más, el siempre está ahí y me acompaña en todo.»

 

1 Comentario
  • Ruth
    Escrito a 12:21h, 30 enero Responder

    Me encanta! Creo que es una buena forma de celebrar el amor y de anteponerlo ante cualquier contratiempo. Creo que toda esta situación nos ha enseñado a valorar más las cosas. En que ermita celebraron la ceremonia, y el banquete? Me parece un lugar muy acogedor para una pequeña cena.

Escribe un comentario