La boda de mis cuñados ( Parte 1)

Aiiii…¡qué bodón! Apenas han pasado unos días desde la boda de mis cuñados y gracias a mi querido Sergio de Por parte de la novia, os puedo enseñar las primeras fotografías. Carla se vistió la mañana de la boda junto a su hermana y a su testigo y mejor amiga. Las tres llevaban looks de la joven diseñadora valenciana Pilu Ugarte. 

«Cuando empezamos el vestido de Carla teníamos claros 3 conceptos y es que tenía que ser sencillo, elegante y cómodo. Porque Carla es una persona súper disfrutona y ese día tan importante el vestido tenía que ACOMPAÑARLA y hacerla sentir SEGURA DE SÍ MISMA ante todo.

Desde el principio supimos que el escote sería cuadrado y que el protagonismo lo tendría la espalda donde Carla quería incorporar algún tipo de flor seca para que le diera un toque de color. De ahí, hicimos salir la sobrefalda para el momento de la ceremonia y la iglesia.

Para todo esto, cogimos un doble crepe que era suficientemente cálido para la época del año pero sobretodo tenía una caída preciosa para el tipo de falda evasé que habíamos elegido.

El último toque fue la cintura subida en forma de pico con con detalle del cordoncillo que replicamos en las mangas. Carla decía que le hacía sentir ella misma porque le recordaba su manía de remangarse en su día a día.»

Combinó su vestido con tocados flores de la marca Maica Monzó, que tiene una pequeña tienda en Valencia y hace tocados a medidas. Su ramo de flores, de estilo silvestre, fue obra de The taller Valencia. Tanto ella, como su hermana y su mejor amiga llevaban zapatos Loovshoes y fueron maquilladas por Cristina Crespo y peinadas por el equipo de Jaime Lozano

Nosotros llegamos un poquito más tarde y fue tan emocionante verla vestida de novia, tan radiante y sonriente… Sergio de Por parte de la novia nos hizo fotos en familia, incluidos mis dos pequeños, me hizo mucha ilusión que pudiésemos vivir esa mañana en familia. Yo llevaba vestido verde botella de la firma Emesacs, sandalias Loovshoes y estola de Parfois para la ocasión. 

Tras los preparativos, todos nos dirigimos a la iglesia San Pascual Baylón, la parroquia donde van los novios habitualmente. Allí The taller Valencia se encargaba de la decoración. La madrina y la hermana del novio llevaban diseños de la modista Magdalena Jover. El novio llevó chaqué de Casa Rosita, igual que el padrino, mi marido y los demás testigos. 

Para la entrada, los novios querían que los testigos y sus hermanos hiciéramos «el camino al altar delante de Pablo, así que nosotros hicimos la entrada a la iglesia con los niños; fue muy emocionante. Y tras nosotros entró el novio con la madrina; al son de los cantos con guitarra de muchos amigos de los novios. 

¿Os cuento una anécdota? El coche de la novia sufrió un pinchazo en la rueda trasera y aunque consiguieron llegar a la iglesia con la rueda pinchada, tuvimos que llamar a asistencia para que la cambiaran durante la ceremonia. ¡Cosas del directo! ¿ Cómo reaccionó la novia? Pues con un ataque de risa…jajajaj

Yo salí a recibir a la novia que hizo su entrada con una sonrisa que no le cabía en la cara, precedida de su damita de arras. La ceremonia fue muy tierna y familiar; salimos de ahí felices por ellos y con muchas ganas de celebrar. 

CONTINUARÁ…

0 comentarios

Escribe un comentario