La boda de Lourdes y Amador en la Finca Torre de Reixes

Lourdes eligió al conocido diseñador alicantino Rubén Hernández Costura para que le confeccionara el vestido de sus sueños. Se decidió por una sobrefalda bordada con mucha caída y cola, mangas abullonadas y escote en la espalda. De su maquillaje se encargó Fanny González; apostando por un look de lo más natural y Javier Mas Peluqueros le hizo un sencillo moño bajo. Para sus zapatos escogió a la firma Flor de Asoka y La Trastienda se encargó de su ramo de novia. El novio vistió de la firma Absolute Bespoke y los niños de arras de la firma madrileña Teresa y Leticia. 

 

 

La novia llegó a la iglesia en un antiguo Citroen de color amarillo. El gran momentazo llegó con la entrada de la novia, los dos lo recuerdan como lo más inolvidable de la boda. Tras la ceremonia religiosa en la Concatedral de San Nicolás, novios e invitados se dirigieron a la finca Torre de Reixes. Allí, la decoración corrió a cargo de La Trastienda Floristería y la cartelería fue obra de Marinafg25. Los invitados pudieron disfrutar de The Crooners, un grupo de jazz en directo, durante el cóctel así como de una barra de vermuts y cócteles. 

Para la fiesta, contaron con el grupo Drums on live, y lo recuerdan como un subidón para todos los invitados; hasta los novios se animaron a tocar. El DJ fue Jes Set y Rit Movil se encargó de la iluminación y sonorización. La entrada al cóctel la hicieron al son de No puedo vivir sin ti y para el primer baile fue con la canción de I love you baby de Frank Sinatra.  Entre las sorpresas de la noche, regalaron ramos a varias parejas casaderas y familiares y una de las invitadas les dedicó una canción.

Todo el reportaje fotográfico fue obra de María López, quien también les ayudó con la organización de la boda.

 

0 comentarios

Escribe un comentario