La boda de Ana y Nacho en Huerto Barral Boluda

Ana y yo nos llevamos apenas un par de años y nos conocemos desde muy pequeñas ya que nuestras madres siempre han sido amigas. Es por esto que hoy me hace especial ilusión contaros como fue su gran día. Yo tuve el honor de estar en primera fila durante la ceremonia, porque estuve cantando junto a un trío de cuerda. Fue una boda emocionante, divertida y juvenil, espero que os guste tanto como a mi, os la dejo en palabras de la propia novia.
Nos casamos el 5 de octubre de 2019 en la Iglesia Santa Catalina, a Nacho le hacía especial ilusión ya que sus padres también se casaron ahí. Luego fuimos al Huerto Barral Boluda, de Grupo El Alto.   Yo llevé un diseño de Estudio Savage, siempre tuve claro como iba a ser el vestido y la verdad es que no cambié nada en ninguna prueba. Me maquilló Amanda Asensi de Nars y me peinaron los peluqueros de toda la vida de mi madre. Nunca me maquillo por lo que buscaba un look muy natural y Amanda lo consiguió. Lo mismo con el pelo, soy una persona muy “cómoda” siempre llevo moño y quería uno que pareciese que me lo había hecho yo, todo muy natural. Llevé un velo de tul de seda prestado y para cogerlo, me puse un broche de mi abuela, siempre había querido llevarlo. 
Los pendientes fueron regalo de mis suegros por la pedida. Me encantan las joyas vintage y tanto los pendientes como mi anillo de pedida son antiguos.   No suelo llevar tacón, por lo que me fue súper complicado encontrar algo que me encajase. Al final me decanté por unas sandalias sencillas, con poco tacón, de napa y un color café con leche.
En cuanto al ramo, me lo hicieron en el Atelier de la flor, como toda la decoración floral de la boda. Para el ramo quería algo sencillo, solo rosas inglesas blancas. Para la iglesia y la masía queríamos algo muy silvestre, que pareciese recién cogido del campo y el atelier lo consiguió.   Nacho se hizo el chaqué a medida en BlackCape, era un gris marengo precioso.  Mi suegra, Maite, iba con un diseño de Inés Martín Alcalde y los complementos eran de Tocados Tousette, la verdad es que estaba espectacular. Tanto mi madre con mis hermanas y mi abuela se diseñaron sus propios vestidos y tenemos una modista de confianza que se los hizo. Mi madre, que es una artista, hizo su sombrero y el de mi hermana pequeña.
Mi madre también se encargo de hacernos las participaciones a mano, la minuta y el sitting, que nos ayudaron a montan mis hermanas y amigas, yo quería crear como una pared verde en la que estuvieran las mesas y quedó brutal! La verdad es que la organización de la boda fue súper fácil, mi suegra y mi madre estuvieron muy atentas y nos ayudaron un montón.   En cuanto a la música, en la iglesia tuvimos cuarteto de cuerda y soprano (tu 🙂 ) y el repertorio que escogimos fue clásico. La ceremonia fue muy cercana y familiar, muy bonita! todo el mundo nos lo comentó. 

 

 

 

Para el aperitivo tuvimos un grupo cubano que animase un poco y la verdad es que estuvo fenomenal, la gente se arrancó a bailar.   En cuanto al aperitivo y la comida, todo fue excepcional. Maite, del catering Grupo El Alto se implicó muchísimo en la boda. Todo el mundo quedó encantado con la comida, nos felicitaron! Pusimos una mesa de champán y a la gente le encantó.   Después de la comida, todos nuestros primos nos prepararon un baile y estuvo súper divertido, toooda la boda se levantó a bailar, imagínate a más de 300 persona con pompones bailando con nosotros, fue súper emocionante.   Nuestros hermanos nos hicieron un mini discurso que estuvo fenomenal.
 
Después bailamos el vals y por último Nacho se encargó de montar un súper fiestón con Audioprobe. Pusimos un podium que fue la clave, estuvo toda la noche lleno!! Al día siguiente la gente comentaba que parecía un festival de música, no dimos tregua ni un segundo. Tanto jóvenes como mayores no paramos de bailar!! FUE EL MEJOR DÍA DE NUESTRA VIDA. 
 
Los fotógrafos fueron el equipo de ALFONSO CALZA, Vicente García Menacho nos conoce de hace tiempo y supo captar lo que queríamos, fotos naturales aprovechando la increíble luz de Valencia y el día tan brutal que hizo. 

   

 

0 comentarios

Escribe un comentario