La boda de Rocío y Fernando en el Palacio de Negralejo.

Rocío y Fernando se casaron en la  capilla del colegio Fundación Santamarca en Madrid. Para su gran día, ella eligió a la diseñadora Isabel Nuñez que confeccionó el vestido de sus sueños: escote en pico, manga larga, mangas de seda, espalda bordada sobre tul transparente y con botonadura XL en la falda. Lo complementó con una corona MdePaulet en tonos blancos y dorados, unos zapatos amarillos ideales de Uniqshoes, pendientes y anillo Acus Complementos y estilismo Natalia Ferragut. Ella se encargó tanto de su maquillaje como de la peluquería.

Soy súper vergonzosa y pensé que me iba a morir
haciendo el pasillo de entrada, pero no fue así. No me puse nada nerviosa y lo
disfruté muchísimo. Ir agarrada de mi padre, entrar en una iglesia llena de
gente a la que quiero y ver a Fernando esperándome en el altar no tiene precio.
Al llegar al final, Fernando me dio un abrazo precioso. Este fue uno de los
momentos más bonitos y especiales de la boda.

Tras la ceremonia, novios e invitados se dirigieron al Palacio de Negralejo. Allí, se hicieron una preciosa sesión de fotos junto a los chicos de Instantánea y Toma Primera. Rocío le dió su ramo a su hermana pequeña María, con la canción “Bombón de chocolate”. La música corrió a cargo de Dosaune Audiovisuales.

Fernando y yo entramos al banquete, con las mesas
llenas de nuestros invitados con una canción lenta. En ese momento vino
corriendo hacia nosotros mi hermano pequeño, con Síndrome de Down, Jaime
e hizo el recorrido cogido de mi brazo, pues llevaba mucho tiempo diciéndome
que él quería ser el novio, no Fernando. Estoy muy unida a él y por eso le tiene
unos celos a Fernando… así que al final entré agarrada de mis dos hombres
favoritos en el mundo. Fue un momento precioso.

 

 

 

 

 

   

Ningún comentario

Escribe un comentario

No images found!
Try some other hashtag or username