La boda de Lucía y Álvaro en el Castillo de Viñuelas

Así comenzaba el mail que Lucía me escribió hace unos días:

Tu blog empezó a formar parte de mi día a día desde el momento en el que supe que me casaba. Además, tuve unos meses de preparativos algo caóticos. Mi madre estuvo hospitalizada durante bastante tiempo y hasta prácticamente un mes antes de la boda no le dieron el alta. Como teníamos algo restringidas las salidas nos pasábamos las horas buceando en blogs como el tuyo buscando ideas e inspiración. Mil gracias por hacer un trabajo tan maravilloso y ayudarnos tanto desde el otro lado.

¡Tenía que saber más sobre su boda! Así que aquí tenéis el gran día de Lucía y Álvaro. La pareja se conoció en un pueblo de Cuenca llamado Pozorrubio de Santiago hace ya 15 años. Las familias de los dos procedían de este pequeño pueblo de apenas 500 habitantes y ella pasaba su verano allí, aunque vivieron mucho tiempo ajenos el uno del otro. Sus caminos se cruzaron durante la adolescencia y él se fue a Madrid a estudiar su carrera universitaria; fue entonces cuando comenzó la relación. Tras trece años de relación, llegó el gran momento y Álvaro sorprendió a Lucía con una cena romántica de invierno y el esperado anillo.

La fecha fijada fue el 12 de agosto. Para su gran día, Lucía vistió un diseño a medida de Pol Nuñez. Fue el primer atelier visitado por la novia y el definitivo. Lucía vivió el proceso de creación con mucha ilusión y cuenta que las chicas de Pol Nuñez fueron muy profesionales y le ayudaron a crear su vestido perfecto: escote en la espalda, encaje en la manga y cola desmontable. Su algo prestado, fue la mantilla de su prima y su tocado lo firmaba la gran Carmen María Mayz. Su hermano le regaló los zapatos, un precioso modelo de Jorge Larrañaga en nude y color cobre. En cuanto a su estilismo, Mayte Lucas se ocupó de todo: peluquería y maquillaje. Lucía dice que cambió de idea la misma mañana de la boda y en último momento se decidió por una trenza, que le sentaba fenomenal.

Álvaro, por su parte llevó un chaqué a medida de Mansolutely. Los pequeños que acompañaron a Lucía en su entrada iban vestidos por Creaciones Daniela García. En cuanto al ramo de la novia y la decoración de la Ermita de Nuestra Señora de la Paz, corrió a cargo de Los Peñotes. 

       

  

Tras la ceremonia religiosa, los invitados se dirigieron al Castillo de Viñuelas, donde pudieron disfrutar del exquisito cóctel de Aldovea Catering. La pareja, por otro lado, acudió a la finca junto a la fotógrafa Elena Bau para la preciosa sesión de recién casados que vais a ver a continuación.

El resto del reportaje fotográfico también fue obra del equipo de Elena Bau fotografía. En cuanto a la decoración floral del Castillo de Viñuelas, corrió a cargo de flores Búcaro.

 

   

2 Comentarios
  • Los Peñotes
    Escrito a 11:54h, 20 diciembre Responder

    Precioso post y reportaje fotográfico. Qué ilusión formar parte de bodas tan bonitas. Muchas gracias por incluirnos.

  • ZAPATOS DE NOVIA 2018 | Jorge Larrañaga
    Escrito a 00:01h, 01 enero Responder

    […] “Su hermano le regaló los zapatos, un precioso modelo de Jorge Larrañaga en nude y color cobre”. Algo Nuevo, Prestado y Azul […]

Escribe un comentario

No images found!
Try some other hashtag or username