La boda de Bea y Salva en Masía San Antonio de Poyo

 Salva y yo nos conocimos hace 16 años, vamos que llevamos media vida juntos ¡ sólo nos faltaba dar el tan esperado “si quiero”! Desde hace mucho tiempo (inclusive antes de que me lo pidiera) sabíamos que queríamos celebrarlo en la Iglesia de San Agustin y luego en la Masia San Antonio de poyo. Lo teníamos tan claro que Salva, tres semanas antes de pedírmelo, llamó a las chicas de Catering Cinco para ver fechas disponibles, desde entonces le pusieron el mote de “el novio organizado”!!
 
Nuestro lema para ese día era: que la gente comiera bien, se lo pasara mejor y se sintiera parte protagonista del día. Al final nuestro lema y así lo reflejamos en la mayoría de elementos de la boda fue #juntosmolamas. 
El pasado mes de septiembre, Bea y Salva se dieron el sí quiero en la preciosa iglesia céntrica de San Agustín. Para su gran día, Bea eligió un vestido de la firma Pol Nuñez. María, de Bigudíes de Rubíes se encargó de su pelo y Eva Rozalén de su maquillaje. Jose de tocados Tousette firma su precioso tocado. Salva escogió la firma Knack Men para su chaqué. Los niños de arras, que acompañaron a la novia en su entrada, iban vestidos de la firma Ninet&Co.
 Bea hizo su entrada junto a su hermano con la preciosa melodía de Nessum Dorma e hizo llorar a su chico. Toda la decoración floral fue obra de El Jardín de Mamá Ana. 
       
 
 Tras la ceremonia, todos los invitados se dirigieron a la Masía San Antonio de Poyo. Allí, Jardín de Mamá Ana presentó un precioso seatingplan con fotos polaroid de todos los invitados. Un currazo por parte de la pareja y un detalle, ya que los invitados se podían llevar la foto de recuerdo. Toda la cartelería fue obra de Un Paseo en Globo. Durante el cocktail, se puso música jazz mientras los invitados disfrutaban de los diferentes aperitivos de Catering Cinco; además del córner de jamón de la mano de Jamones Juan Gargallo y un rincón de cervezas y un buffet de huevos, tostas y cazuelitas.
La pareja escogió la canción de Can’t stop the feeling de Justin Timberlake para hacer su gran entrada bailando y regalar un par de ramos a sus madres . Además repartieron tres ramos, para sus mejores amigos y para el hermano de la novia, al son de Red Hot Chili Peppers. Él quiso sorprender a su hermana y su recién estrenado marido cantando en directo la canción “All of me” de John Legend e hizo que a más de uno se le saltase una lágrima.
  
   
Como detalles para sus invitados, la pareja preparó muchas cositas:
 – Regalos sois los siguientes: Teníamos dos parejas de amigos que se casaban y les regalamos una pizarra con sus nombre y la fecha de su boda junto con unos calcetines para cada uno de UO estudio creativo especial para “futuros novios”
– Regalos para las embarazadas:teníamos 5 amigas embarazadas y les compramos un sonajero muy mono de zara home (el conejito que tiene siempre, en color nude)
– Agradecimientos:Todos los invitados, cuando llegaban a la mesa, tenían unas palabras personalizadas que escribimos a mano y juntamos con fotografías. Buscamos fotos que tuviéramos Salva y/o yo con cada invitado e hicimos tira tipo photomaton atada con cuerda de saco al agradecimiento. Todos tenían sus fotos con nosotros salvo algunos amigos de nuestros padres que eso ya era complicado 😉 para que también tuvieran foto utilizamos las fotos preboda que nos hicimos. Este detalle se lo hicimos también a todos los proveedores que contratamos para la boda.
Y llegó la fiesta:
Bea y Salva abrieron el baile con Are you with me de Easton Corbin. Para este momento, los invitados disfrutaron de un rincón del fumador, de un servicio de photocall por Mr Fotomatón con una preciosa trasera de photocall del Jardín de Mamá Ana y de un Candy Bar de Catering Cinco. Ellas pudieron bailar hasta el final con unas bailarinas. Audioprobe fue el encargado de poner la música y la iluminación. Para la pareja también hubo una sorpresa y es que los invitados habían preparado unas coreografías con distintas canciones de Michael Jackson. Se juntaron casi ochenta personas, muchas desconocidas para ofrecerles ese gran regalo y acabaron bailando con los novios en el centro.
Todas las fotografías son obra de Lázaro Aznar.
Ningún comentario

Escribe un comentario

No images found!
Try some other hashtag or username