La pedida de mano de Mery y Javi

Sois muchas las que me preguntáis por la tradición de la pedida de mano. Normalmente, me escribís diciendo que vuestra pareja ya os ha regalado un anillo de compromiso y el gran momentazo que ello implica, y que, por eso, no véis la necesidad de organizar una “pedida de mano” como antaño. Antes, la joya era regalada por la familia del novio y por eso se esperaban a reunir a las dos familias, para hacer oficial el compromiso.

Muchas me decís que eso es más propio de la cultura americana, pero si a vosotras os hace ilusión, ¿por qué no coger lo mejor de cada cultura? Yo siempre os digo lo mismo: es elección de los novios y cada pareja puede incluir en sus preparativos una fiesta de pedida de mano o no. Yo, como fanática de las verbenas que soy, no me puedo resistir a montar un pequeño sarao, sobre todo para celebrar algo tan importante. Buscar un vestido, invitaciones, lugar, catering… como todo, se puede complicar más o menos. En mi caso, me gustó reunir a las dos familias antes del gran día, para que se pudieran comentar aspectos de la boda, o simplemente para compartir, en “petit comité”, la alegría que todos sentíamos. No me compré un vestido nuevo ni hice venir a un fotógrafo, pero invitamos a los padres y hermanos de mi novio y mi padre nos agasajó a todos con su increíble don en la cocina. Ciertas parejas emplean este momento para que los propios padres se conozcan, otros lo ven necesario como parte de la tradición, o siguen manteniendo esa ilusión de dar los regalos de compromiso junto a las familias. Los hay que hasta amplían la invitación a los amigos más allegados, puede ser considerada hasta como una pequeña preboda.

Hoy os traigo un caso real, para que veáis cual fue la elección de Mery y Javi, que se casan el próximo año 2018. Conocí a Mery, a través de las redes sociales, muchas la conoceréis como @yledijesi, narradora de grandes pedidas y con un gusto para el mundo nupcial que no se puede negar. Disfrutad de su pedida.

A Javi y a mí nos gustan las tradiciones, es verdad que en el caso de la “pedida de mano” como antiguamente se hacía, no la íbamos a hacer, ya que por un lado nuestras familias ya se conocían y él ya me había pedido matrimonio. Pero nos hacía mucha ilusión poder reunir a nuestra familia, oficializar el compromiso e intercambiarnos regalos.

Al principio pensamos en hacerlo más íntimo, pero nuestras familias son grandes y nos hacía especial ilusión que pudiesen venir más personas que los más allegados. A ello le añadimos ese sentimiento de reunir a gente importante para nosotros, así que pensamos en nuestros testigos. Al final fuimos alrededor de 40 personas. Nuestra familia y nuestros testigos. Pensamos también en que después se apuntasen a la fiesta amigos, y así fue.
En ese momento cambiamos el nombre de “pedida de mano” a “fiesta de compromiso”, decidimos hacer un mix entre lo tradicional y lo “yankee” ya que con tanta gente, no iba a ser una velada íntima. Pero la idea nos encantó.
A la hora de decidir fecha, pensábamos en Mayo de 2018, pero nos casábamos en junio, e iba a ser un poco precipitado. Teníamos claro que lo queríamos hacer en el jardín de nuestra casa(por lo general se suele hacer en casa de los padres de la novia), y queríamos aprovechar el buen tiempo, y mayo era precipitado. Así que por temas también familiares y por buen tiempo y disponibilidad, la hicimos el 9 de septiembre de 2017, 9 meses antes de la boda. Que en principio puede hacerse cuando uno quiera, aunque lo más normal es que se haga 3 meses antes de la boda.

Ya con los invitados y la fecha en mente, fuimos pensando en la organización, y se me ocurrió, ya que íbamos a ser unos cuantos, en hacer unas invitaciones HANDMADE para el evento. Mi amiga y diseñadora de mi vestido de novia, Dánae Tobajas, me ofreció hacerme el diseño de la invitación, a lo cual accedí, y la verdad que el resultado me encantó. Después, un poquito de cuerda, limounium y sobrecito kraf. Me apetecía tener unas invitaciones así de casual y tan “nosotros”.

Pensando en qué me iba a poner, se me encendió la bombilla: Dánae podía hacerme el vestido, ya que sería otro vestido importante y qué mejor que ella, que me conoce y sabe a la perfección lo que me gusta. Hablando del vestido supo captar perfectamente lo que me iba, mi estilo, yo soy fan de los topos y sería una oportunidad preciosa vestirme con un vestido así. Me sentí muy cómoda y muy yo, a la vez que formal.
Los pendientes eran de mi querida Inma de Mrs.petrita, quería que me los hiciera ella para este gran momento. Y supo captar mi idea a la perfección, es una auténtica crack. Quedaron ideales.

Ya con la fecha más cerca, fuimos preparando la decoración, y reservar el catering para la cena. Hicimos una cena picoteo “self-service”, al igual que con las bebidas. Al ser tantas personas era imposible organizar una cena formal, lo cual sería ideal para un grupo reducido.

El día anterior nos pusimos en marcha, organizamos todas las cositas, pusimos luces de verbena en el jardín, las flores… nuestros padres nos ayudaron en todo momento.

El día de la pedida despertamos temprano con muchísima ilusión, sin parar de llamar al timbre con cantidades de centros y ramos de flores de familia y amigos, deseándonos lo mejor en nuestra nueva etapa. Fue un día genial, precioso y muy emocionante.



Los invitados llegaron a las 20hrs, todos guapísimos vestidos. Cuando ya estábamos todos, mi padre quiso empezar la velada diciendo unas preciosas palabras que a todos emocionaron, le siguió mi suegro y después Javi. Quiso sorprender a sus testigos explicando el por qué de elegirles para su gran día, por supuesto que todos seguimos con el kleenex en la mano, y él no podía seguir leyendo(porque llevó su chuletita para no olvidarse de nada).
Cuando mi padre dedicó unas palabras a Javi, mis padres le hicieron entrega de un regalo, un precioso reloj de bolsillo grabado(a Javi le fascinan). Y después los padres de Javi me sorprendieron con un anillo precioso que yo ya tenía como favorito de Joya Blanca Barcelona. La verdad que me encantó, pero la casualidad ahí se presentó cuando mis amigas me dieron un regalito, OTRO ANILLO TRILOGIA de Joya Blanca Barcelona, con 3 piedras, que sería yo, y ellas dos. Me emocionaron muchísimo, no me lo esperaba. Ambos sabían que los anillos de Joya Blanca me traían loca. Mis hermanas también me hicieron un regalo precioso, cada una pulserita.

Mi testigo Álvaro B, nos sorprendió a Javi y a mí, con un álbum handmade ideal de nuestra historia, un regalazo que tenemos como oro en paño. Con unas páginas al final dedicadas a la fiesta, con un sobre para cada testigo para poder escribir sus deseos hacia nosotros. Mi hermana Marta, no quiso perder la oportunidad para dedicarnos unas palabras que nada más empezar no pude contener las lágrimas.

Como ya he comentado antes, Javi quiso dedicarle unas palabras a sus testigos, pero yo, tenía preparado un botecito de cristal para mis testigos, con papelitos atados con cuerda, 10 papelitos con 10 razones por las que querían que fueran mis testigos. Cada bote tenía un nombre, y la verdad que se emocionaron mucho leyéndolos. Yo también lo hice cuando los escribía.

Queríamos que nuestros testigos y padrinos tuvieran un regalo y un recuerdo de ese día, demostrarles el cariño y el amor que les tenemos. Por lo que en el caso de los chicos, decidimos regalarles unos gemelos de B4living con un avión de madera, los dos nos dedicamos a la aviación y era un bonito regalo para que se acordaran de nosotros y poderlos llevar a la boda.
En el caso de las chicas, me encantaron los colgantes de  MG atelier , pensé en poner dos chapitas, una con la inicial de mi testigo y la otra con la mía, con dos bolitas en color burdeos, excepto en la de mi sobrina Daniela, que serían en rosita. Yo tenía la mía, mi chapita con la M. A todas les encantó, y a mi me hizo muchísima ilusión regalárselo, y que estemos juntas siempre.

Después de las palabras y de los momentos tan emotivos, empezamos con la cena, con las risas, con las confidencias. No paró de llegar gente que nos quiere y quería compartir ese día con nosotros. Acabamos a las 7 de la mañana, nos lo pasamos genial, reímos, lloramos, saltamos, bailamos… es un día genial, precioso para recordar siempre.

                         

Gracias Mery, por compartir conmigo y con mis lectoras como fue vuestro gran día de pedida. Ha sido un precioso comienzo de este proceso que vais a vivir y estoy segura de que la boda será todavía más increíble.

Con cariño, Cris.

Ningún comentario

Escribe un comentario

  • Maravillas firmadas por la diseadora valenciana alesteatelier
  • PINK LOVE coosyofficial
  • Ella me pidi que cantara en su boda y para
  • Los detalles de diegoestrada  Me encanta
  • No s de dnde es el vestido ni los complementos
  • rocioohmyblog nos cuenta su boda en el blog Foto pepebernalolivares
  • Este es el resultado de un EQUIPAZO paulalmendros  floreslatartana
  • Buenas noches con la sencillez de lihihod