La boda de María y Manuel en Masía del Carmen I

“Para mí era súper importante estar enamorada de mi vestido, quería que fuese especial y por eso no me conformé fácilmente. Visité cerca de 8 ateliers hasta que llegué al de Clara. Juntas fuimos dando forma a este vestido delicado y romántico. El vestido en sí es bastante sencillo. Va forrado de tul de plumeti y tiene unas flores bordadas en la cintura. La clave es la chaquetita de plumeti con encaje de flores que no puede gustarme más. Clara Brea es la única culpable y responsable de que encontrara en mi vestido el fiel reflejo de mi personalidad y que me acompañaría no solo el día de mi boda, sino siempre en mi recuerdo.”

María y Manuel se casaron un 13 de mayo en la preciosa Masía del Carmen rodeados de toda su familia y amigos. Como ella misma nos ha contado, María confió en Clara Brea y su taller para que le confeccionaran su vestido ideal. En cuanto al tocado, se decantó por Puntulina; solo sabía que debía ser algo que combinara con una coleta alta. Escogieron un tocado en tonos rosas y dorados con algo de frambuesa que le daba un toque más llamativo . Los zapatos fueron un flechazo, los encontró en Saló Madrid en tonos rosa claro.  Su ramo XL era obra de Atelier de la flor, así como el resto de la decoración floral de la boda.

En la mañana de la boda, María decidió prepararse con su mejor amiga así que encargaron batas de Insiem Lingerie a juego. Su amiga se vistió un conjunto de Colour Nude en negro y azul, muy rompedor. La madre de María también se hizo el vestido con Clara Brea porque quería algo muy personal. Algo sencillo y, como decía ella, que no fuese de boda. Su vestido es elegante y alegre, igual que ella. El resultado superó las expectativas.

Por su parte, Manu llevaba chaqué de Soy Sagaz, zapatos Sebago, camisa de la sastrería Jajoan y corbata super original de la firma Doctor Mutton. Como el novio trabaja para BMW, le prestaron un precioso BMW I8 para la novia que casi le quita el protagonismo, jajaja

 

María y Manu prepararon la ceremonia a conciencia, era uno de los momentos más importantes. Con la ayuda de las chicas de Fit for weddings todas sus ideas se hicieron realidad. Los novios son grandes amantes del mar y los deportes náuticos, así que le pidieron a sus wedding planner que todo girara entorno a ese tema. La ceremonia fue oficiada por un amigo, monitor de vela, en la escuela donde María y Manu se conocieron. Su discurso, lo prepararon entre los tres:

 

“Tenéis ante vosotros, una navegación llena de incertidumbre: una vida eterna. En la ruta os encontraréis de todo. Eso es el matrimonio, días de tormenta y días de calma chicha, situaciones que pondrán a prueba vuestra fuerza como pareja y que tendréis que solventar igual que afrontaríais si os pillara un tormentón en medio del mar, con cuidado, que yo conozco más de una pareja que después de una regata ha pedido el divorcio….

Y cuando pase el tiempo veréis que, igual que cuando practicas mil veces una virada, ya no te hace falta casi decirle a tu tripulante lo que tiene que hacer cuando pasa, en la vida os daréis cuenta de que habrá momentos en los que no te hace falta preguntarle al otro, ni decirle nada porque ya sabes lo que piensa o lo que va a hacer. Tomaos esto como una ventaja competitiva igual que en las viradas ensayadas antes de la regata, no sucumbáis a la tentación de pensar que vuestra vida se ha estancado en la monotonía, porque el amor está más en los pequeños detalles que en las grandes sorpresas.

Y, aunque hayáis comprobado el aparejo de vuestro barco antes de salir al mar y llevéis la lección aprendida, hay días en los que el viento te sorprende y vuelcas. Para esos días necesitaréis estos chalecos.”

Tras estas palabras, los novios se pusieron unos chalecos salvavidas y el intercambio de arras se hizo con unos grilletes en su lugar. Además, la ceremonia estuvo cargada de momentos emotivos como fue el discurso del hermano del novio o el de la mejor amiga de la novia. La pareja se quiso dedicar unas palabras, parece que consiguieron que a más de un invitado se le saliera las lágrimas. Hasta las chicas de Fit for weddings me contaron que se les cayó alguna lagrimilla.

Audioprobe fue el encargado de la música durante todo el evento. María y Manu estudiaron muy bien las posiblidades, y estas fueron sus elecciones de canciones para la ceremonia: ¿mi favorita?… creo que la de la salida.

–          Entrada del novio: You make my dreams – Daryl Hall & John Oates

–          Entrada de la novia: cantaron en directo el padre y la cuñada del novio la canción Your song de Elton John.

–          Votos de la novia: I do – Susie Suh

–          Votos del novio: Interlude for Piano – Peter Bradley Adams

–          Salida de la ceremonia: L-O-V-E – Nat King Cole

 

Próximamente, la segunda parte de esta preciosa boda, con todos los rincones decorados por las chicas de Fit for weddings y Atelier de la Flor, una emocionante entrega de ramo y un momentazo en el baile . Todo el reportaje fotográfico de esta boda, tanto de este primer post, como las del siguiente, son obra de Diego de Rando.

 

463 Comentarios

Escribe un comentario

  • Hoy el da ha ido de flores Feliz ofrenda valencianos!
  • Vaya descubrimiento atelierdevitton ! Gracias comolabodamisma
  • ABSOLUTA LOCURA herveleger  no te parece diariodeunainvitada ?
  • Hoy os propongo algo distinto de la mano de fernandoclarocouture
  • Me encanta esta novia valenzuelaatelier  Foto livenph
  • NUEVO POST EN EL BLOG Foto dadalacoyuntura
  • ME ALUCINA esta combinacin de vestido helenamareque con ramo chiripaybambu
  • Haca tiempo que no vea un vestido tan pensado al