La boda de Laura y Alex en Barcelona

Laura y Alex se conocieron a los tenían 16 años cuando veraneaban en Sant Antoni de Calonge. Pertenecían a pandillas diferentes pero eso no les impidió conocerse, Alex se enamoró de sus ojos en cuanto la vió y le confesó a su madre que había encontrado a la mujer de su vida. ¡FLECHAZO!

Diez años después, Alex le pidió matrimonio en un viaje a Indonesia, en lo alto de una cima, tras una excursión en la montaña. La fecha del gran día se fijó el 23 de julio del año 2016. Laura se probó muchos vestidos antes de encontrar el suyo, finalmente escogió a la diseñadora Marta Martí para que confeccionara el vestido de sus sueños. Ella captó sus gustos enseguida y junto a su equipo creó exactamente lo que Laura esperaba. Para sus pies, eligió unos zapatos en tonos rosados de la firma Unisa, muy cómodos. En cuanto a su tocado, contó con la profesionalidad de Alial Millinery y para la fiesta se puso una diadema de Lito y Lola. Alex, por su parte, llevó un traje de Furest. El traje y chaleco de Alex fue hecho a medida por Arseni Domingez, sastre de Furest Barcelona.

La ceremonia religiosa se realizó en la ermita Can Roure Matadepera y a continuación, novios e invitados se dirigieron a la celebración en la Roureda de Sant Pere de Vilamajor, allí catering Le Chef se encargó de la cena. Para la organización del evento y la decoración, la pareja contó con Detallerie. Además, ellos son los autores del precioso ramo de la novia. Predominaron los colores turquesa y rosa, que le daba un aire muy veraniego al evento, la cena fue al aire libre, en unas preciosas mesas, bajo una larga guirnalda de luces.

El reportaje fotográfico tan natural es obra de Padilla&Rigau.

 

 

 


  

   

 

 

   

492 Comentarios

Escribe un comentario

No images found!
Try some other hashtag or username