La boda de Carmen y Alex en Madrid y León

Alex es de Castellón y Carmen de León. Se conocieron a través de su trabajo en publicidad y lo comenzó con una bonita amistad acabó en un precioso y original SÍ QUIERO 🙂 Carmen define su boda como una “fiesta” con su gente más querida:

“Queríamos ser fieles a nosotros mismos, a nuestra forma de ser y hacer algo que realmente fuese ¨nuestro¨. Sin compromisos, sin multitudes y sencillo. No tuvimos ni wedding planner, ni photocall, ni candy car. En todo momento tuvimos claro que queríamos hacer dos celebraciones: una más informal y divertida para los amigos y otra más íntima y emotiva para la familia. 

Por ello, su boda comenzó con un enlace civil un 01 de junio en Madrid. Solo dos amigas acompañaron a la pareja e hicieron de testigos. Tras una comida de cuatro, escogieron un bar del barrio de Malasaña para celebrarlo con sus amigos. Ese día, las fotos las hicieron Muymuyfelices, íntimos amigos de la pareja. Me encanta el look que escogió Carmen para su “primera boda!, un traje con chaqueta y camiseta blanca de Mango, y un ramo a conjunto de Salón des Fleurs. Alex llevó una camisa de Portuguese Flannel, una de sus marcas favoritas.

Al día siguiente, la pareja viajó a León, la ciudad natal de la novia, para celebrar la “segunda boda” junto a la gran familia de Carmen y a los tíos y primos de Alex, que viajaron desde Castellón. El lugar escogido fue  el Parador San Marcos,donde ya se habían casado los padres de Carmen, a ella le enamoraban sus interiores y su historia.

Para su vestido, Carmen no quería nada típico, ni hablar del color blanco. Así que le encargó a Diego Estrada, un diseñador joven y con mucho talento de Madrid, un look de novia diferente, pero con mucha personalidad, como Carmen. La novia se enamoró de la tela floral nada más verla, y luego todo fue sobre ruedas. Tenía muy claro que el color dorado debía aparecer en su look y lo pudo conseguir a través de unos botines de Uterque. El ramo, así como la decoración de la mesa, corrió a cargo de Flores Sabadell. Ya que el vestido era colorido,  el ramo tenía que ser blanco y sencillo. En cuanto al maquillaje, Yta fue la encargada, ya había maquillado a su madre en el día de su boda, y a Carmen le hacía mucha ilusión que fuese la misma persona que la maquillara a ella. La peluquería que escogí para que me hiciesen el recogido fue Fernando Peluqueros.

 Alex se compró su traje en una tienda tradicional madrileña ubicada en la calle Fuencarral.  La corbata es de la firma Soloio y los zapatos son unos Loake .

 

En León, las fotos fueron obra de F2 Studio. Carmen y Alex quedaron primero, no solo para hacerse las fotos, sino para verse a solas por primera vez antes de recibir a los invitados. A continuación, recibieron a la familia y a los amigos con unas palabras. No querían recrear una nueva ceremonia así que fueron ellos los que se dirigieron directamente a sus invitados.

El cóctel se realizó en Sala Capitular. Los novios se habían encargado de crear una playlist, incluyendo no solo sus canciones favoritas sino algunas de las preferidas de sus padres. Los invitados pudieron disfrutar de una buena selección de cervezas artesanas de la marca Arriaca, elegidas expresamente por los novios. A continuación, todos se dirigieron a cenar a Salón Quevedo.

 

 

 

1Comentario
  • María Laura
    Escrito a 01:09h, 30 noviembre Responder

    Fantásticos! Cero protocolo, puro amor!

Escribe un comentario

No images found!
Try some other hashtag or username