Boda de Cris y Fer (parte III): Masía Aldamar

Sois muchas las que me habéis escrito para saber cómo fue mi experiencia con Masía Aldamar. Pues aquí llega el tercer post sobre nuestra boda: el cóctel y el banquete.
Llegamos a la masía sobre las 14h, tras la ceremonia en Valencia. Nuestro cóctel fue al exterior, delante de la preciosa fachada de la masía y aprovechando la maravillosa sombra de la arboleda. Los autobuses dejaban a los invitados al principio de la arboleda por lo que lo primero que veían al llegar era esto: 
 
Leticia Campos y Álvaro Ortiz
 
Una vez cruzada la arboleda habíamos dejado una mesa con un libro de firmas y entre dos árboles estaban colgadas todas las dedicatorias escritas para los invitados. SÍ! A cada familia/pareja/invitado le esperaba una pequeña tarjeta personalizada en agradecimiento por haber venido a compartir nuestro día. Fue una idea que me estuvo rondando la cabeza durante meses, al final decidí animarme y a todos les encantó.
Leticia Campos y Álvaro Ortiz

 

Leticia Campos y Álvaro Ortiz

 

Leticia Campos y Álvaro Ortiz
 
 
 
Recuerdo ese momento como uno de los mejores de la boda, hacía un tiempo maravilloso. Todo el mundo charlaba, disfrutando de la música de las encantadoras Domisol Sisters: un grupo de cuatro chicas que interpretan música de los años 30,40 y 50, y como ellas dicen “trasladan al público a la era del swing”.
 
Grupo El Alto sirvió su maravilloso cóctel: ¿ de lo que más oí hablar? De los bombones de foie, su gran especialidad, y de estos chupachups de queso de cabra y mango
Fue un momento muy agradable, yo no paré de brincar, hacerme fotos y disfrutar de mis amigos y familia. Si os lo podéis permitir, os recomiendo celebrar el cóctel al aire libre.
Leticia Campos y Álvaro Ortiz

 

 

 

Leticia Campos y Álvaro Ortiz

 

Leticia Campos y Álvaro Ortiz

 

 
Una hora después pasamos al salón para la comida. Yo quería que ésta fuera en interior porque me parecía que todos los invitados estarían más recogidos y podrían participar mejor de los pequeños momentos que ocurrieran durante el banquete.  Para llegar al salón, atravesamos el patio interior, todo estaba precioso, decorado por Flores La Tartana. El seating plan eran 28 macetas bajo una estructura de madera con nuestras iniciales iluminadas y unas damajuanas.
 
Leticia Campos y Álvaro Ortiz

 

 

Leticia Campos y Álvaro Ortiz

 

Leticia Campos y Álvaro Ortiz

 

Leticia Campos y Álvaro Ortiz
 
Entre el cóctel y el banquete, Masía Aldamar tuvo un gran detalle; nos habían preparado una bandeja con piezas de cóctel, que nos tomamos super agradecidos con un par de refrescos. Y todo, mientras los invitados entraban en el salón por lo que fue un momento de intimidad que nos permitió relajarnos y hablar un rato.
 
¿El salón? INCREÍBLE. Durante los últimos meses, había visto mil bodas y fotos del salón de Masía Aldamar pero ninguna tan bonita como esta 🙂 Entraba una luz preciosa y Flores La Tartana consiguió dejarlo inmejorable, junto a los manteles de La guinda de tu fiesta.
 
Leticia Campos y Álvaro Ortiz

 

Leticia Campos y Álvaro Ortiz


Los manteles estaban alternados, blancos y lisos con estampados y los bajos platos eran de mimbre. Los meseros estaban inspirados en el diseño de la artista MuchoChupchup para nuestro SavetheDate y la empresa Digitalisart los modificó, añadiendo el número de mesa.

Leticia Campos y Álvaro Ortiz

 

Leticia Campos y Álvaro Ortiz

Hicimos nuestra entrada al salón con una canción de los 80, que a Fer le encanta: “You are sixteen”. Fer me cogió fuerte de la mano y yo iba brincando detrás 🙂 Fue un momentazo, todo el salón nos recibió con palmas y agitando las servilletas.
Leticia Campos y Álvaro Ortiz
Leticia Campos y Álvaro Ortiz

Reconozco que me costó mucho estar sentada durante el banquete; no comí apenas, solo tenía ganas de que llegara el momento de entregar los ramos o sacar a la luz algunas sorpresas.Cada una de nuestras hermanas recibió un ramo y luego les dimos también a dos parejas casaderas muy importantes para mi.

Leticia Campos y Álvaro Ortiz
Leticia Campos y Álvaro Ortiz
Leticia Campos y Álvaro Ortiz
Leticia Campos y Álvaro Ortiz
Leticia Campos y Álvaro Ortiz
Leticia Campos y Álvaro Ortiz


El momento-tarta también fue muy emotivo. Cupcakes and dreams nos habían hecho un pastel con sabor a Ferrero Rocher y decidimos cortarlo con el sable de mi abuelo, el único de mis abuelos que ya no vive. Eso emocionó mucho a mi abuela, porque fue como incluirle de cierta manera en nuestro día especial. Escogimos la canción de Let it be para ese momentazo.

Leticia Campos y Álvaro Ortiz
Leticia Campos y Álvaro Ortiz

Las ilustraciones formaron parte de nuestra boda también. A mis queridas “damas de honor” (como a mi me gusta llamarlas) les regalé una ilustración personalizada de las seis, obra de mi querida MuchoChupChup. Y por otro lado, recibimos una ilustración de la mano de Pepa Sastre, regalo de mis compañeros de la facultad. Es un recuerdo de nuestro momento-pedida en el parque del Retiro; me hizo muchísima ilusión, la ilustradora nos había puesto hasta la misma ropa, genial;)! 

Leticia Campos y Álvaro Ortiz
Leticia Campos y Álvaro Ortiz


 
Para cerra el banquete, mis queridos amigos del Coro Sant Yago tenían una gran sorpresa para nosotros: un montaje musical basado en melodías de Disney (sí, me confieso plena fan del mundo disney) con nuestra historia. Comenzaron con la canción de “El ciclo sin fin” de El Rey León, se fuero levantando todos hasta llegar cerca de la mesa presidencial. Yo no me lo podía creer, casi 30 personas, con todo el trabajo que eso les habría llevado…no pude evitar soltar alguna lagrimilla.
 
Leticia Campos y Álvaro Ortiz
Leticia Campos y Álvaro Ortiz
Leticia Campos y Álvaro Ortiz
Leticia Campos y Álvaro Ortiz
 


Como guinda del pastel, yo quise regalarle a mis invitados una canción, así que todo mi coro me acompañó. Todavía no sé como me atreví pero tantas personas me habían preguntado si iba a cantar algo en la ceremonia o en la boda…que tuve que hacerlo.

Leticia Campos y Álvaro Ortiz



Leticia Campos y Álvaro Ortiz



Así cerramos un banquete que tuvo DE TODO 🙂 El salón estaba precioso, la comida insuperable y todo el mundo disfrutó de la música y de nuestra alegría. En la próxima y última parte de la Boda de Cris y Fer os mostraré que espacio de la masía elegimos para la fiesta, todos los rincones que montamos y la preciosa sesión de fotos que Leticia Campos y Álvaro Ortiz nos hicieron al atardecer.

1Comentario
  • شات كافيه
    Escrito a 06:10h, 22 noviembre Responder

    شات كافيه اكبر دردشه صوتيه فى العالم العربي

Escribe un comentario

  • IN LOVE me tiene esta espalda de polnuneznovias Podis recordar
  • Me parece que el look nupcial de Eugenia de York
  • Ayer por fin vi la luz mi libro LA MSICA
  • Conocis la firma mariabaraza ? Su nueva coleccin est arrasando
  • Reconozco que nunca he sido muy fan de las rosas
  • Conocis a Mery de yledijesi ? Es una chica que
  • Parejas maravillosas como esta son las que me inspiraron cuando
  • ME ENCANTA elenarecarte by sofiadelgadostudio click10fotografia oliviaycloe mcmakeup marietahairstyle